“Cuando te toca, ni aunque te quites, y cuando no te toca, ni aunque te pongas”

Hace 31 años, yo trabajaba en Televisa Chapultepec, justo en el edificio que colapsó durante el terremoto del ’85, el que puedes ver en la imagen. Sí, fue impresionante y cuando lo vi en persona ese mismo 19 de septiembre, no lo podía creer. Pero Dios tenía otros planes para mí, como podrás notar, y me permitió seguir sobre esta tierra. De hecho yo tenía dos trabajos por aquellos días, y justo en estas fechas, estaba de vacaciones en ambos.

Continuar leyendo en: ¡Ya Levántate!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.